Loading
El inteligente Billy Cobham

El inteligente Billy Cobham

El mítico baterista cautivó anoche en la presentación de su grupo en el Fernán Gómez.

En la tarde, en Conde Duque, Monodrama gustó mucho a una audiencia que llenó también el aforo.


Siempre hay razones para volver a disfrutar con Billy Cobham. El pretexto primero, esta vez, era contemplar lo que hace con su nuevo grupo, a cuyos componentes había muchas ganas de ver. Especialmente al bajista Michael Mondesir (muy brillante acompañando a la cantante maliense Oumou Sangare”) y a Steve Hamilton, antiguo teclista en los grupos del también baterista Bill Bruford. Ninguno defraudó anoche, en Fernán Gómez, las expectativas generadas.

Una estrella del jazz-rock

Tampoco el titular de la reunión, Billy Cobham, que, claramente, quiere seguir siendo una estrella del jazz-rock y en este concierto llegó a provocar el entusiasmo ente el público asistente. Siempre se dijo que, en el rock, los bateristas tienen fama de ser los más rudos de la banda, mientras que, en el jazz, se les presume los más inteligentes. A cualquiera Billy Cobham puede parecerle una fuerza desencadenada, pero, para no desdecirse, cuando Tony Williams hablaba de él, mencionaba su inteligencia.

Hace algo más de cinco décadas que apareció en la escena. Con Horace Silver primero, siguió después con Miles Davis, y con la Mahavishnu Orchestra dio lo mejor de sí mismo. Después llegó su carrera como líder, mezclada con su alianza con George Duke, que no fue precisamente un ejemplo de garra. En su presentación de anoche, volvió a recordar sus mejores tiempos, cuando era el mejor anclaje para un grupo.

En la línea frontal, la guitarra de David Dunsmuir. Un músico que merece un reconocimiento apresurado: belleza de sonido y una fuerza que traía ecos de algunos de los mejores guitarristas que con Cobham estuvieron alguna vez: John McLaughlin y John Scofield por ejemplo. Y, en la parte de los teclados, también el baterista ha sabido elegir la compañía: al mencionado Scott Hamilton, se añadía Camelia Ben Naceur.

Interesado por la tecnología

El concierto funcionó de principio a fin con Cobham apoyado por el convincente bajo de Michael Mondesir, y por la permanente sugerencia de que el baterista estudia y se interesa mucho por la tecnología. Algunos pensamos que, en realidad, lo que sucede es que la idea sirve para lograr una concentración del lenguaje binario de sus percusiones como el de los primeros programadores del funky. Cobham sigue siendo un excelente baterista, mejor que músico. Y, sin embargo, ambas facetas gustaron mucho a un público que le ovacionó constantemente.

La atractiva y personal concepción jazzística de Monodrama

La jornada empezó a media tarde, con la puesta de largo de los temas del trío Monodrama en Conde Duque, donde presentaron los temas trabajados durante la primera residencia musical realizada meses atrás en el centro. El trío madrileño colgó el cartel de “no hay billetes”, lo cual puede ser interpretado como síntoma del interés jazzístico que suscitan tres jóvenes músicos que vienen reivindicando desde hace tiempo un merecido sitio de honor en nuestra escena.

El saxofonista Mauricio gómez, el pianista y teclista David Sancho y el baterista Alberto Brenes, cuentan con poderosas razones para, ya sí, definitivamente, asaltar todos los cielos del jazz. Música atmosférica e hipnótica liberada a través de mil estéticas, desde las clásicas a las vanguardistas, siempre con la verdad en la mano. Monodrama cuenta con una concepción jazzística muy personal, que luego agitan con poderosos argumentos técnicos, gran instinto compositor y gran capacidad para conectar con emociones diferentes. Su paso por JAZZMADRID, con ese lote de piezas incluidas en su disco “Anathema”, debiera colocarles donde se merecen y donde, para nosotros, ya están: en la cima del jazz nacional.

Monodrama

Top

Login


Create an Account!
Forgot Password?

Create an Account!


Usuario
Want to Login?

Forgot Password?