Loading
Éxito de Stefano Bollani ayer en Fernán Gómez

Éxito de Stefano Bollani ayer en Fernán Gómez

El pianista italiano presentaba con su cuarteto brasileño los temas del disco “Que bom”


No se puede entender la música popular brasileña, no solamente en sus sensibles perfiles melódicos, sino dentro de su sugestiva trama musical, mejor de lo que anoche lo hizo en el teatro Fernán Gómez el pianista Stefano Bollani. Al frente de su cuarteto, se ganó el fervor del público al poco de comenzar su concierto, gracias a la maravillosa interpretación escuchada de títulos propios como “Habarossa” o “Galpagos”.

Los contenidos del disco “Que bom”

Con 45 años de edad, ganador de muchísimos premios, incluido el prestigioso European Jazz Prize, este milanés sonriente e hiperactivo ha venido a presentar el álbum publicado en este año, “Que bom”, de explícita inspiración carioca. Un programa de auténtico divertimento, cabe añadir, para una agrupación compuesta -a excepción del titular- por instrumentistas oriundos de Brasil: Jorge Helder en el contrabajo, Jurim Moreira en la batería, y en las percusiones, únicamente,Thiago de Serrinha, ya que Armando Marçal, convocado a la cita, finalmente no pudo venir.

Instrumentista seguro

Mucho de este regocijo profesional se transmitió en el desarrollo del recital, haciendo obvio lo bien que esta gente lo pasa en la escena. Perfecto. Con ello, a fin de cuentas, Bollani hace patente a cada iniciativa que emprende su seguridad como instrumentista, su bien regulada fuerza y una memorística envidiable, incrustando toda clase de alusiones a otros temas en el desarrollo de cualquiera de los títulos que interpretaba.

Eran cuatro músicos, en cualquier caso, que en todo momento tuvieron muchas cosas que contarnos. Jurim Moreira es un baterista capaz de moverlo todo, un agitador constante y sutil, un dialogante continuo con las percusiones de Thiago de Serrinha. Y Jorge Helder, trabajando de forma muy próxima a Stefano Bollani, es un contrabajista capaz de sobresalir en conjunto tan impecable.

Reflexivo y, a la vez, apasionado

Y sonó “Criatura dourada” en el repertorio, y Bollani nos recordó que puede ser un músico tan reflexivo como apasionado, conjugando la serenidad de su concepción con saltos continuos hacia el énfasis emotivo. Impresionante, asimismo, su reordenación del fraseo de “Olha a brita”, de “Que bom”, y la recreación de “La nebbia a Nappoli”, una composición propia. Una y otra, evidencian que su intérprete es un pianista de probada clase. Y da igual que utilice el piano como Hendrix utilizaba la guitarra: buscando sonoridades inéditas. Da igual, porque es precisamente por esas entradas, por donde se cuela también, llena de “imperfecciones”, su humanidad. Una cosa es ejecutar una obra maestra y otra muy diferente recrearla, hacerla viva. Bollani es un genio divirtiendo. En el Fernán Gómez quedó un sentimiento de gratitud por este concierto. Que vuelva pronto.

Top

Login


Create an Account!
Forgot Password?

Create an Account!


Usuario
Want to Login?

Forgot Password?