Loading
Cita de estrellas hoy en JAZZMADRID

Cita de estrellas hoy en JAZZMADRID

El cuarteto de la violinista Regina Carter y el pianista armenio Tigran Hamasyan protagonistas de una doble sesión en el Fernán Gómez.

Más tarde, en el club Clamores, la afición tiene otra cita con la música aventurera del bajista-cantante camerunés Richard Bona.


Hay algunos conciertos que se justifican por la entidad artística de quienes los protagonizan; bien sean estrenos o presentaciones desconocidas. En otros casos, la coartada la proporciona la excepcionalidad del proyecto. Sin embargo, cuando ambos elementos confluyen, se cubren todas las necesidades personales, culturales y sociales. Esto es lo que sucede hoy en JAZZMADRID con la doble sesión que, desde las 19:00 h., se ha convocado en la escena del teatro Fernán Gómez.

ReginaCarter_byChistopherDrukker

© Christopher Drukker

La sobresaliente Regina Carter

La primera en comparecer será la violinista Regina Carter, cuyo cuarteto reserva sorpresas como las presencias del pianista Xavier Davis y del baterista Alvester Garnett, uno y otro responsables en más de una ocasión de la vigilancia rítmica de artistas como James Carter, Abbey Lincoln o Freddie Hubbard. Regina, por su parte, dispone de un estilo en el violín que se sitúa en inmediata sucesión de colegas como Sugarcane Harris, Jean-Luc Ponty o Didier Lockwood.

Su irrupción en la música profesional en 1995, dentro del grupo Straight Ahead, terminó alumbrando un catálogo de proyectos propios suficiente y brillante. Muy conocidos son discos suyos como “Something for grace”, “Motor city moments”, “Southern Confort” o “Paganini: after a dream”. Todos -junto a su última publicación, fechada el pasado año, “Ella: accentuate the positive”- son hallazgos fonográficos que solo sugieren una parte mínima del caleidoscópico perfil que Regina Carter, minuciosa y de inspiración panorámica, muestra siempre en sus conciertos.

Timón de pericia tan acreditado encuentra en el pianista Tigran Hamasyan la sucesión más adecuada.

Tigran Hamasyan, el pianista viajero

El armenio Tigran Hamasyan, que ya nos visitó el pasado año, es un músico especialmente activo y completo. Viajero por los más diversos caminos del jazz, su estilo busca inspiración desarrollando las posibilidades de los catálogos de canciones de su país, populares y cultas, a las que, en los arreglos, proporciona el artista una libertad inusitada. Jazz de ciencia ficción, del que busca complicidad con el folclore, universalizando el mensaje.

Tigran Hamasyan descubrió el jazz a los diez años de edad, cuando su familia se instaló en Los Ángeles. Siendo todavía muy joven, fue invitado a participar en el festival de jazz de Yerevan, y a nadie dejó indiferente su concierto. Desde entonces, una decena de discos y premios tan prestigiosos como el que concede el Thelonious Monk Institut of Jazz, definen su carrera, identifican su mejor quehacer.

Una voz experta y cautivadora y un piano protector, le bastan esta noche, a las 21:30 h., para volver a cautivar a la audiencia.

RichardBona_byGoetzBuehler

© Goetz Buehler

Richard Bona, un músico aventurero

Las capacidades de este bajista fueron en el origen reclamadas en grabaciones y giras de músicos como Larry Coryell, Bobby McFerrin, Joe Zawinul y Mike Stern, entre otros. Debutó en solitario en 1999 con el disco “Scenes from my life” y sus canciones le catapultaron inmediatamente al firmamento de las grandes promesas. La belleza de aquellas canciones revelaban ecos de Weather Report, ambientes exquisitamente étnicos del Camerún natal del músico y hasta retazos de savia cubana. Y Richard Bona se doblaba, incluso, en toda clase de quehaceres como cantante e instrumentista.

Ya no dejó de hacerlo nunca, así que idénticos resultados volvieron a producirse con la edición de los sucesivos álbumes que, desde entonces, publica regularmente el artista. Con semejante bagaje, no es extraño que se considere a Richard Bona uno de los dos bajistas más espectaculares de cuantos existen en la actualidad; el otro es Marcus Miller. Sus directos son, igualmente, atractivos y disponen de un aliento verdaderamente aventurero. En ellos, el artista fagocita toda clase de formulaciones tradicionales procedentes de diversos ámbitos africanos, para después consolidarse -como también es habitual en toda la música del continente negro- en los terrenos de la improvisación.

Top

Login


Create an Account!
Forgot Password?

Create an Account!


Usuario
Want to Login?

Forgot Password?