Loading
Dos caras diferentes del jazz

Dos caras diferentes del jazz

En compañía de un grupo de jazz, la cantaora Mariola Membrives presentó en Conde Duque las canciones de su reciente álbum, “La enamorada”.

Los integrantes de la Big Band de Arturo Soria mostraron anoche, en el Fernán Gómez, su gran solvencia y profesionalidad.


Mariola Membrives es una voz distinta, que canta desde fuera hacia dentro. Desde que lo demostrase en su disco “La llorona”, a dúo con el contrabajista Masa Kamaguchi, la artista cordobesa residente en Barcelona se ha venido reivindicando, no ya como una cantante, sino como una compositora e intérprete necesaria. Por su concepto musical fresco y audaz. Por la manera de teatralizar y vivir las canciones. Por una autoridad vocal que apenas encuentra precedentes, pues está claro que Mariola Membrives quiere y -se insiste- es distinta. ¿O no se acuerdan de la revisión que hizo del “Omega”, de Morente? Aquella fue una de las experiencias musicales más inteligentes y emocionantes de los últimos años, probablemente, el mayor hito creativo que ha tenido la monumental obra del añorado maestro granadino.

Proyectos en paralelo

Ahora anda Mariola con varios proyectos en paralelo, como “Free Bach 212”, con La Fura del Baus; el montaje teatral “La Reina Toro”, sobre textos de Max Aub y José Bergamín; el espectáculo “Federico García”, de Pep Tosar; atractivos dúos como los que viene realizando con el pianista Chano Domínguez, o ya, más reciente, junto a ese gurú de la vanguardia jazzística que es el guitarrista Marc Ribot. A JAZZMADRID, sin embargo, nos ha acercado una propuesta altamente personal, “La enamorada”, donde conjuga y cohesiona géneros tan diversos como el jazz, la ranchera, el tango, el bolero y la copla.

Junto a ella músicos de largo y profundo recorrido, alineados en torno a una formación que ya dice mucho del particular universo de la también actriz: Jordi Matas a la guitarra, Vicent Pérez en el trombón, y Tom Warbuton en el contrabajo. Con ellos, dio vida nueva a clásicos como “Beautiful love”, “Bésame mucho”, “Ne me quite pas”, “Strange Fruit” o “Nostalgia”, entre otros. Y nos enamoramos.

Arturo Soria Big Band

Una big band con mucho futuro

En el teatro Fernán Gómez ofreció más tarde la Arturo Soria Big Band otro de sus conciertos en JAZZMADRID. Esta formación, compuesta por alumnos y ex alumnos del Conservatorio de Arturo Soria, prolonga la senda abierta por otras escuelas presentes en este programa, modernizando el género del jazz e imprimiéndole una especial sutileza en las piezas más rítmicas, en las que su director, José Miguel Sambartolomé, gusta de imprimir mayor intensidad.

Con esta banda el jazz adquiere atisbos de una nueva dimensión. Se trata de una tendencia que, si en algunos temas se despega de la interpretación tradicional, en otros le presta unos valores estéticos incontestables. Esta big band tiene por delante un largo y ancho camino a recorrer, y seguro que, en aras de la gran vocación de sus componentes, se hará con un sitial de honor en el ámbito del jazz actual, en su faceta evolutiva donde la competencia es amplia y muy fuerte.

 

Top

Login


Create an Account!
Forgot Password?

Create an Account!


Usuario
Want to Login?

Forgot Password?