Benavent, Di Geraldo & Pardo: El Supertrío

Benavent, Di Geraldo & Pardo: El Supertrío

Los tres artistas volvieron a cautivar en el teatro Fernán Gómez con su jazz de marcado acento flamenco.

Poco antes, la pareja formada por Peter Brötzmann y Heather Leigh cerró con su música de libreimprovisación en Conde Duque


Casi desde su nacimiento, la música de improvisación libre no ha cesado de abrir nuevos caminos. En ello va la evolución de este estilo con pocos, pero incondicionales seguidores. Hoy, y desde hace mucho tiempo, esta actividad experimental tiene uno de sus máximos exponentes en el saxofonista Peter Brötzmann, un músico para quien la escena parece carecer de secretos. Brötzmann procede del arte, del mundo de la pintura, pero hace años que se integró a la perfección en la música libre.

El caleidoscopio de la vanguardia

Sus conciertos y discos junto a Peter Kowald, Ken Vandermark, Mats Gustafsson o Willem van Ragin, revelaron a un intérprete de enorme talento. Ahora se presenta junto a la guitarrista Heather Leigh, pareja que ya visitó el Café Berlín en meses pasados. Con el empleo que hace del lap steel, Heather da una nueva orientación a la creación espontánea. Y, junto a Peter Brötzmann muestra una visión caleidoscópica de la vanguardia, interpretando con garbo y fuerza, y cincelando la dificultad sin caer en lo circense. Es seguro que su rinconcito natural no se encuentra al amparo del jazz (eso solo se les ocurre a programadores que desconocen esta música, aunque tengan la osadía de programarla), pero es del todo incuestionable que estamos frente a dos creadores muy serios que suenan a nuevo.

Trío de ases

Y algo más tarde, JAZZMADRID se llenó anoche de colores y sonidos locales, proponiendo un apretado programa con la comparecencia del trío de jazz-flamenco más famoso del mundo: el conformado por el bajista Carles Benavent, el baterista Tino Di Geraldo y el saxofonista-flautista Jorge Pardo.

Tres músicos que se conocen como los de dedos de una mano y que valen para todo, para todo lo bueno naturalmente. Sus puntos de partida fueron muy diferentes, pero tenían una vida en común arriba del escenario con distintos proyectos y en las más diversas grabaciones. Había que inventar otra vida paralela, y así surgió la de este trío de ases con comodines.

Los tres son músicos superdotados: las cartas más altas de la baraja. Y, como además podían hacer juntos cualquier cosa que les apeteciera, apostaron a la jugada ganadora más segura, por sencilla y sincera. Juntos materializan lo más insólitamente veraz: flamenco teñido de jazz, aunque, quizás, sea al contrario. El orden de los factores no incide en el resultado final.

Jazz teñido de flamenco

Benavent es una estrella mundial del bajo eléctrico y sigue exclusivamente comprometido con su música. Está con Jorge Pardo desde que ambos entraron en aquella primera formación del sexteto de Paco de Lucía, y sus falsetas en el bajo son ya parte de la leyenda de esta nueva música. Tino Di Geraldo deja en este trío sus percusiones habituales para marcar desde la batería la sabiduría del tiempo. Y Pardo, finalmente, sigue siendo un fenómeno en sus tres instrumentos: saxo tenor de poderoso aliento, siempre en la senda y la sonoridad de Sonny Rollins; flautista de impecable ejecución, pues éste fue en realidad su primer instrumento, y un saxo soprano que ha teñido de jazz el nuevo flamenco en los más de treinta años últimos. Es, por otra parte, el propietario de los colores, el actor lírico, y, junto a Benavent, el lector principal de jugosos fragmentos melódicos.

Sonido de jazz. Y de flamenco también

Los tres aportaron anoche nuevo temario. Es el que aparece en el disco «Flamenco leaks», el tercero de su discografía. Todo lo escuchado -«La leyenda», «Indie», «Movidón en Miranda», «Los 3 por bulería»…- sonó a jazz. Y fue flamenco de igual manera. Sin embargo, y sobre todo, sigue siendo música muy nuestra. Lo de esta gente es arte de primer orden, sin paliativos. Y lo mejor de todo es que el acuerdo en la combinación de los dos elementos sonoros que intervienen, el jazz y el flamenco, es absolutamente natural, se nota que es genuino. Es de todos. Es nuestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top

Login


Create an Account!
Forgot Password?

Create an Account!


Usuario
Want to Login?

Forgot Password?