Herbie Hancock: la inteligencia pianística

Herbie Hancock: la inteligencia pianística

El pianista estadounidense inaugura esta noche en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música la edición de 2019 de JAZZMADRID


Pese a la escasez de programaciones y conciertos que -excepción hecha de este festival- tienen los circuitos jazzísticos en Madrid, la ciudad sigue siendo reclamo para algunas iniciativas institucionales que llegan desde otras instituciones diferentes al Ayuntamiento. Este es el primer año en que se produce la colaboración estrecha entre el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) y JAZZMADRID, y la propuesta de esta alianza en esta edición no puede ser más sugestiva: un concierto del cuarteto del pianista Herbie Hancock, que además sirve a la inauguración del festival.

Un historial de vértigo

Hace tiempo que no es sencillo reseñar una historia tan dilatada como la del pianista Herbie Hancock, pero, con el transcurso de los años, a medida que el artista suma experiencias en su currículo, cada vez es más complicado.

Valga decir, sin embargo, a modo de apunte sencillo que, con solo once años de edad, ya interpretaba a Mozart junto a la Sinfónica de Chicago. Bill Evans y Oscar Peterson fueron, sin embargo, su referente desde la adolescencia. El saxofonista tenor Coleman Hawkins, primero, y los trompetistas Lee Morgan y Donald Byrd más tarde, quedaron atónitos ante su soberbia técnica pianística, y el último no dudó en llevarle hasta la fonográfica Blue Note, donde grabó en 1962 «Watermelon man», uno de sus mayores éxitos, y otro de los grandes del jazz moderno.

La escuela de Miles Davis

Cinco años pasó después en el quinteto de Miles Davis, y, en la década de los 70, se involucró en diversas experiencias de electrochoque, dando exacta medida de lo que este músico significaba antes de alzarse con diferentes grammys, y antes de volver a la música acústica en el quinteto V.S.O.P (una variante del grupo de Miles) y con el dúo que mantuvo junto al también pianista Chick Corea. Y solo por completar información, será bueno apuntar que se alzó con un óscar en 1986 por la música de la película «Alrededor de la medianoche», de Bertrand Tavernier.

Ya entonces, Herbie Hancock tocaba techo tras haber perfeccionado su técnica, y era un pianista enardecido por la trama de las composiciones y por la arquitectura melódica. Y, tal como se le conoció, así ha quedado. En los últimos años, ha venido concibiendo diversos proyectos conceptuales, como «River, The Joni letters», dedicado a Joni Mitchell, o «The imagine project», que ahondaba en los logros de la contracultura. Este pasado verano recaló en diferentes ciudades de América del Norte, donde actuó en gira conjunta con Kamasi Washington, la última sensación del saxofonismo jazzístico.

El festival amplía sus espacios

JAZZMADRID, en cualquier caso, sigue siendo el gran festival de jazz que la afición espera, atentamente, cada año. En su edición actual amplía sus escenarios oficiales, incorporando a su geografía, tal como contamos, este Auditorio Nacional de Música, el Hotel Recoletos o el Ámbito Cultural del Corte Inglés, y sigue manteniendo sus sedes principales en el teatro Fernán Gómez y en la escena más recogida de Centro Centro.

Jazz para todos los gustos

Por lo demás, el eclecticismo sigue siendo la nota dominante en la elaboración de la programación, con abundantes actividades extramusicales (cine en la Filmoteca, conferencias, debates) y más de cien conciertos en su totalidad. En el programa caben grandes propuestas internacionales, un selecto inventario de jazzistas españoles y muy diferentes guiños a toda clase de formaciones que trabajan en el ámbito de la vanguardia del jazz.

Todo ello estará en las escenas hasta el 30 de noviembre. Buen viento y mejor singladura para este festival, cuyo arranque tiene lugar esta noche, a partir de las 20:00 h., con Herbie Hancock. La opción para el aficionado al jazz es clara. Y única.

Top

Login


Create an Account!
Forgot Password?

Create an Account!


Usuario
Want to Login?

Forgot Password?