La vistosa seña de identidad de Christian Scott en JAZZMADRID

La vistosa seña de identidad de Christian Scott en JAZZMADRID

El teatro Fernán Gómez acoge por segunda vez la visita del trompetista de Nueva Orleans


Hace tres años, la banda de este trompetista fue la sensación del festival, y, desde entonces, no han sido pocas las ocasiones en las que una nutrida afición ha demandado su regreso a Madrid. Ahora vuelve a ponerse al frente de su activo grupo, reconstruyendo en vivo los temas de su reciente álbum «Ancestral recall». Música que, desde el mirador del jazz, encuentra su matriz inicial e iniciática en las percusiones. Un rico testimonio del sincretismo afro-amerindio, tan propio de Nueva Orleans.

Una turbina en acción

Scott es un agitador de la música de jazz de ahora mismo, un trompetista que suele buscar los timbres más insólitos en su fraseo, haciendo melodías inverosímiles y de acentos muy poco frecuentados.

Nacido en la reconstruida Nueva Orleans hace treinta y seis años, Scott creció musicalmente gracias a los bien aprovechados consejos de su tío Donald Harrison, saxofonista que, junto a Jessie Davis, Nicholas Payton, Wynton Marsalis y algunos más, protagonizaron el movimiento de los «Jóvenes Leones» en los albores de los 90. Con semejante bagaje, el trompetista no tardó en matricularse en el Berkley College of Music, donde en 2005 obtuvo su flamante graduación.

Cumbre estética

Los elogios de cuantos estiman que sus discos son una cumbre estética para una nueva manera de concebir el jazz no han conseguido, en cambio, encasillarle en ningún modelo. Antes bien, Christian Scott es un artista poco conformista cuya carrera semeja una de esas guías del músico ambicioso que gusta de probarlo todo.

Posee un sonido distintivo, sólido y personal que muchos no alcanzan hasta mucho más tarde. Un sonido posiblemente influido por el del saxo y la manera de proyectar el aire hacia la boquilla en este instrumento. En este sentido, el músico menciona como principal influencia a Ben Webster, si bien también pudiera ser -él no lo descarta- el aprendizaje con su mencionado tío Donald Harrison el responsable de esta particularidad.

La enseña de Miles Davis

Sea o no sea así, lo cierto es que el propio trompetista apunta hacia Freddie Hubbard, Dizzy Gillespie y Roy Eldridge como principales inductores de su quehacer, y, por encima de todos, a Miles Davis, propietario de una corona de los pesos pesados de su instrumento por la que muchos pugnan hoy. Al igual que sucediese en la edición de JAZZMADRID de 2016, este es uno de los conciertos más esperados de la temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top

Login


Create an Account!
Forgot Password?

Create an Account!


Usuario
Want to Login?

Forgot Password?