Magia y esplendor de Youn Sun Nah

Magia y esplendor de Youn Sun Nah

Madrid se rindió anoche en Fernán Gómez a la cautivadora voz de la cantante coreana


La modernidad jazzística está en auge, de eso no cabe duda. Anoche se pudo comprobar sobradamente. En el teatro Fernán Gómez comparecía la cantante de Seul Youn Sun Nah para presentar su nuevo disco, que lleva por título «Immersion». Y seguramente va a venderlo la artista sin ninguna clase de dificultad, porque el público presente lo pasó francamente bien, escuchando canciones de un pop jazzificado, con intensidad rítmica sofocada unas veces, y con prestancia melódica otras, pero todas, en los textos que entona Sun Youn Nah, repletas de intención, de sugerencias.

Jazz revestido de pop

Efectivamente, «Hallelujah», de Leonard Cohen -ya popular antes de aparecer la grabación-, por supuesto «Asturias», de Albéniz, y también «Here today» y «The wonder», todas muy originales y de gran calidad lírica en los mensajes, vienen a confirmar que, en el marco del género del jazz revestido de pop -aunque más bien es al contrario-, Youn Sun Nah se distingue. Y lo hace gracias también a la línea de arreglos que marca una sección rítmica, atenta y eficaz, con especial mención para Rémy Vignolo, bajista y percusionista de apoyo, con el que Youn Sun Nah puede llevar a cabo sin mayores problemas esa labor de espeleología sonora que tanto caracteriza su música.

Una nueva dimensión

Llevan razón quienes estiman que Youn Sun Nah tiene una enorme capacidad para conjugar las cadencias y ciertos giros de la música popular de su tierra, con estos estándares de nuestro pop. En su voz, el jazz contemporáneo adquiere atisbos de una nueva dimensión, una tendencia que si en algunos temas se despega de la tradición, en otros le presta valores estéticos ciertamente diferenciados de lo que pueden ofertar compañeras de oficio como Melody Gardot o Norah Jones, ahondando en espacios alejados de los estereotipos.

El jazz tiene todo el aspecto de no envejecer mientras joven sea el espíritu de quienes lo defienden, y el disco «Immersion» y, con él, su responsable, tiene su centro de coordenadas musicales allí donde habita lo diferente. Youn Sun Nah vocaliza estas creaciones con la misma técnica de quien despeja ecuaciones del corazón. El guitarrista sueco Ulf Wakenius prestó su talento y trabajó durante un tiempo con ella, y la cantante busca -y encuentra- ahora complicidades con sus dos nuevos músicos como quien canta odas trascendentes o lo hace en la comodidad del salón de su casa.

Tres oficiantes en escena haciendo jazz de ahora mismo, jazz en la intimidad del escenario, jazz con carácter, con proyección de futuro. Jazz, en definitivas cuentas, del que encuentra la comunión carnal entre la libertad de cada intérprete y la visión de conjunto de un concepto sonoro rompedor. Los aplausos se sucedieron a lo largo de la actuación muy merecidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top

Login


Create an Account!
Forgot Password?

Create an Account!


Usuario
Want to Login?

Forgot Password?